Servicio de parking vigilado en Málaga: una opción para evitar sobresaltos

La problemática de encontrar donde aparcar el coche es bien conocida por los españoles. En cada ciudad hacerlo es difícil y Málaga no es la excepción. Muchos conductores entran en el dilema de pagar a una empresa especializada o dejar su vehículo a la buena de Dios. Algo que puede ser muy sencillo en otros países del mundo no lo es para los españoles. Por eso, contar con un servicio de parking vigilado puede facilitar mucho las cosas.  

La evidencia muestra que pagar un servicio de parking vigilado es más económico que no hacerlo. A las dificultades generadas por el tráfico y la ausencia de puestos en algunos aparcaderos, se suman otras dificultades propias de la cotidianidad española. 

El parking barato sale caro 

En España como en otras ciudades del mundo, existen sitios y prácticas de parking que implican pagar poco o nada. Por ejemplo, tenemos las plazas de aparcamiento, espacios de la vía pública en donde está autorizado aparcar. No obstante, estos puestos no abundan y la mayoría de las veces están ocupados. Lo peor, es que muchas veces estos suelen ser guardados por vecinos y familiares, en una práctica de antaño, ilegal y problemática. 

Otra alternativa a la que no siempre se puede recurrir son los parkings de centros comerciales. En principio, todo va a depender de que haya un mall en tu ruta. Luego hay que tener suerte para encontrar un puesto libre y cuando se encuentran, estos suelen ser los peores. Esto sin contar el elevado coste de la estadía. Además, muchas veces estos espacios están llenos, quedando libres sólo los dedicados para minusválidos. Cabe destacar, que aparcar en estos puestos especiales, o incumplir cualquier normativa del centro comercial puede acarrear multa.  

Una de las opciones más populares de los conductores españoles son los aparcaderos antiguos. Lamentablemente, en España aún se registra una gran cantidad de sustracciones de coches. Muchos de estos robos ocurren en este tipo de lugares, en donde los puestos son baratos, pero la seguridad es muy pobre. A ciencia cierta, contratar un servicio de parking vigilado sale mucho más barato que arriesgarnos a perder el automóvil.  

El servicio de parking vigilado es una garantía 

Lo mejor de las empresas profesionales de parking es que son garantía de seguridad. Con ellas, los clientes no pagan solo por aparcar, sino también por una serie de medidas de seguridad que se ofrece con el servicio. Una excelente opción es la estación de AVE María Zambrano, en donde hay posibilidad de dejar el coche en estadía. El sitio está en óptimas condiciones, contando con la tecnología y el personal adecuado para la vigilancia de los vehículos.  

En Parking María Zambrano no se registran sustracciones. En primer lugar, esta empresa cuenta con un circuito de cámaras, que abarcan todos los puestos. La compañía también dispone de un grupo de trabajadores formados en labores de vigilancia por cámara y patrullaje. Esto es lo que permite que no ocurran hurtos dentro de las instalaciones.  

Por si fuera poco, en Parking María Zambrano existe una logística que permite el monitoreo y entrega de coches. Allí todas las estadías se organizan mediante un sistema bastante estricto. A esto se debe añadir la comunicación directa que tienen los encargados con la Guardia Civil y la Policía Nacional. Todo esto ha convertido al estacionamiento de esta estación en un fortín para el cuidado de los vehículos. Esto sin contar el resto de servicios que esta compañía ofrece a los conductores.  

El servicio de parking vigilado personalizado de la estación María Zambrano 

Lo mejor de este servicio es que todo se planifica con antelación.  El cliente pacta la entrega, los días de estadía y entrega el coche en la estación del AVE. A partir de allí, los trabajadores de esta empresa se hacen responsables del cuidado del vehículo. Son ellos los que llevan el vehículo a sus instalaciones, obedeciendo a la planificación de la empresa. Esto también evita que los conductores pierdan tiempo estacionando su automóvil.  

Todo lo dicho anteriormente indica que el servicio es totalmente personalizado. Esta es precisamente la apuesta ganadora de Parking María Zambrano. En Málaga, muy pocas empresas dedicadas al sector ofrecen este tipo de solución. El objetivo es hacer todo más sencillo para los clientes, responsabilizándose del coche y de los tiempos del usuario, desde la entrega.  

Si quieres consultar un poco más sobre el servicio de parking vigilado de la estación María Zambrano, puedes ingresar por el portal web. Allí verás tarifas, servicios adicionales, promociones y también podrás solicitar presupuesto en caso de viaje. Ponte en contacto y disfruta de un servicio cómodo y con todas las garantías para tu coche.